CON HISTORIA PROPIA

Fundada a principios del siglo XVII por Juan de Torrecillas, la Finca acogió a muchas familias que vivieron generación tras generación tratando con cariño a esta tierra, su único sustento. Mujeres y hombres autosuficientes que dejaron su impronta, sus ideas y sus obras: sobre esta base se ha construido un lugar único.
Desde hace 200 años hasta hoy, está al frente de la Finca la misma familia, con respeto al pasado y mirada al futuro: es lo que hace de este rincón un lugar maravilloso para vivir y disfrutar.

EN UNA UBICACIÓN PRIVILEGIADA

A 350 m sobre el nivel del mar mediterráneo, el territorio de la Finca se distribuye alrededor de su casa principal de 1.000 m2.

 Al Norte la delimitan las montañas de la sierra de Carrascoy, donde se levanta una pequeña casa de labradores de 200 m2, y va descendiendo en altura suavemente hacia el Sur, ofreciendo otras tierras de cultivo al tiempo que la vista se extiende sobre un paisaje infinito hasta las mismas aguas del Mediterráneo. 

Próxima a nosotros pero sin intromisión, la ciudad de Murcia a 25 km y la de Cartagena a 35 km.  Hoy en día, autovías, aeropuerto y puerto de cruceros facilitan un  perfecto acceso a la comarca de la Finca.

Tan lejos y tan cerca… entorno libre de transformaciones e influencias: en nuestra tierra comienza la naturaleza y termina la urbanización.

TERRITORIO AGRÍCOLA Y FORESTAL

400.000 m2 en más de 100 terrazas de cultivo certificados ecológicos y 540.000 m2 de bosques y pastos naturales configuran la superficie total de la Finca.

Almendros, olivos y algarrobos la mayoría centenarios, son la base agrícola tradicional de la Finca, pero también el monte se suma con trufas del desierto, espárragos,  plantas aromáticas y medicinales, esparto, maderas, miel, y otros regalos naturales.

UN LUGAR CON PATRIMONIO NATURAL Y CULTURAL 

En la Finca afloran fósiles marinos, muestra excepcional de un pasado milenario del planeta en este punto de la península Ibérica, cuando estas tierras de labranza y pastoreo eran fondo marino de lo que más tarde sería el mar Mediterráneo.

Aljibes y otras construcciones antiquísimas para el aprovechamiento del agua de lluvia forman parte nuestro paisaje y cultura, junto a la gastronomía y una especial atención a la salud.

TIERRA DE BIODIVERSIDAD

Más de 120 especies de plantas silvestres, entre las que destacan orquídeas, bulbosas endémicas, aromáticas, medicinales y otras con alto valor ecológico. Más de 40 especies de aves nos habitan, entre ellas, alguna tan emblemática como el búho real o tan singular como la oropéndola. Mamíferos como el zorro y la liebre, reptiles y anfibios como el lagarto ocelado y el sapo corredor. La Finca representa un hábitat ideal  para todos ellos.

El factor humano ha sido clave a lo largo de generaciones para su conservación.

VEN A VISITARNOS

Camino Garcias 90, 30153

Corvera, Murcia, España.

Telf: (+34) 629 339 356

 

X